Volver a la página inicial
Los personajes
  Garfield
  Odie
  Jon
  Otros personajes...
Tiras Cómicas Garfield
  La tira diaria Garfield
  Todas las tiras
Garfield 2
25 aniversario Garfield
Tarjetas Postales
  Enviar una tarjeta
  Recoger tarjetas
  Ayuda
Foros de Garfield
  Visitar foros
Descargas
  Lo más descargado
  Salvapantallas
  Fondos de escritorio
  Vídeos
Galería de Imágenes
Libro de Visitas
Zona de ayuda
 
Otros especiales
 
Plantillas web
Garfield en tu móvil
 
Contacto
Condiciones Legales
Club de fans de Garfield
 Regístrarme
 Recordar datos
 Ayuda
Google

 

Jim Davis





Entrevista a Jim Davis, creador del gato más célebre y perezoso del planeta:

Jim Davis: "Para hacer a Garfield me inspiré en Snoopy"

El autor de la historieta que se publica en 111 países y cuyos productos facturan más de 750 millones de dólares conversa con Reportajes sobre su famosa creación, que ahora llega a la pantalla grande con la voz de Bill Murray. El filme, realizado con animación digital, se estrena esta semana en Chile.

 Rodrigo Gonzalez
 

Durante siete años, el dibujante y escritor Jim Davis se dedicó a bosquejar insectos. Empecinado y decidido a forjarse una carrera basada en sus habilidades para realizar tiras cómicas, Davis creyó que "Mosquito Gnorm" sería su salvación económica y su carta de triunfo en la industria de las historietas.

Sin embargo, esos 84 meses fueron de una inutilidad absoluta. "Sólo me di cuenta que iba por el camino equivocado cuando un editor se dignó decirme que los bichos no le interesaban a nadie. Que estaban bien hechos, pero que no tenían ganchos con la realidad", comenta desde su casa -en realidad su granja- ubicada en el estado de Indiana.

Fue entonces que nació Garfield, aquel gato naranja de grandes ojos y un comportamiento perezosamente desopilante. Hoy su creador tiene 58 años, mientras su famoso personaje celebra 26, inspirando un filme para la pantalla grande.

Se estima que la lectura de las aventuras del manipulador felino llega a 260 millones de personas cada día. Además, las ventas relacionadas con la historieta -que incluyen una popular serie animada de TV- se extienden por 111 países, facturando entre 750 millones y mil millones de dólares anuales. Todos estos factores han hecho que Jim Davis se haya transformado en un rozagante millonario, uno de los primeros en entender el verdadero negocio detrás de una historieta

La próxima semana se estrena en Chile la película Garfield (2004) -que contó con su asesoramiento- y el creador de la tira cómica más extendida del planeta -se publica en 2.600 periódicos- hace un espacio en su agenda para responder preguntas desde el otro lado del globo.

¿Cómo mantiene la creatividad tras un cuarto de siglo haciendo a Garfield?

La verdad es que siempre estoy buscando ideas. Cuando veo un programa de televisión, una película, en las miles de fuentes que hay allá afuera. Debo confesar que es difícil mantenerse fresco y divertido, pero me ha ayudado trabajar con un par de otros escritores. Nos juntamos por tres o cuatro días una vez al mes a dibujar, reír y lanzar ideas. Finalmente, yo edito el material y decido qué aparecerá en la historieta.

Al principio trabajaba solo. ¿Era más difícil?

Era complicado escribir una historieta diaria, porque requiere mucha energía. Así es que lo mejor era reservar algunos días del mes sólo dedicados a escribir. De esta forma me podía concentrar y mantener el ritmo de la narración. También ayuda el escribir de una vez el material para varias semanas.

¿Por qué escogió a un gato para Garfield?

Bueno, cuando escribí durante años sobre Mosquito Gnat, intentando que me contrataran, recibí tantas notas de rechazo que podría haber empapelado mi dormitorio. Entonces me puse a revisar los periódicos. Me di cuenta que en las tiras cómicas había una gran cantidad de perros que funcionaba muy bien -Snoopy, Marmaduke, Fred Bassett-, pero ¡ni un solo gato! Yo tenía un gran conocimiento de ellos, pues había crecido en una granja rodeado de gatos. Teníamos 25 en casa. Así es que comencé dibujando felinos hasta que apareció Garfield.

¿Se inspiró en alguien en particular?

En mi abuelo, James Garfield Davis. Era un hombre rechoncho, con un humor cortante y una sempiterna sonrisa en la cara.

¿De dónde nace el personaje John Bonachon, el dueño de Garfield?

Bueno, ese soy yo. Paliducho y dócil. Ah, y también tenía problemas para salir con chicas en la universidad.

¿Qué importancia le da a la comercialización de la imagen de Garfield?

De hecho, yo no busqué el merchandising. Fueron los comerciantes quienes vinieron a nosotros. Probablemente me hubiera contentado sólo con publicar la tira cómica, pero los empresarios me preguntaron primero si podían colocar a Garfield en una polera, después en un tazón de café y así comenzó todo. Mi más grande condición para los productos es que debían ser entretenidos. Esa es esencialmente la única razón de Garfield para existir.

¿Piensa que Garfield -con su sarcasmo- es un antecedente de Los Simpsons?

Realmente me gustaría pensar aquello, aunque hasta ahora no me lo habían sugerido. En realidad, todas las comedias se inspiran por lo que viene más atrás. Por ejemplo, Lucille Ball le debe todo a Charlie Chaplin.

¿Es verdad que hasta hace poco vivía sin ningún gato en casa?

Sí. Debido a una alergia sufrida por mi esposa, no podíamos tener gatos. Pero ahora sí que hay varios, siempre dando vueltas alrededor de la propiedad. Eso sí: no entran mucho al interior del hogar.

Algunos quizás se disgutan porque Odie, el perro, es bastante estúpido en comparación con Garfield...

Es la clásica oposición en una pareja. En este caso: gato listo, perro tonto. Yo amo a los perros, pero debes admitirlo: ellos son bastante simples. En cambio, parece que los gatos siempre tuvieran una agenda en sus vidas, en las que los humanos sólo somos una parte más.

¿Se inspiró en el trabajo de Charles Schulz, el creador de Snoopy?

Snoopy fue mi mayor inspiración. Me encantaba el humor tierno y las líneas simples. El tenía un auténtico don para ver el mundo a través de los ojos de los niños.

¿Por qué decidió que en la película Garlfield fuera digital?

Estaba convencido que sería difícil hacer una película de dos horas completamente animada. Aceptémoslo, nadie lo hace mejor que Disney, y si no puedes hacerlo mejor, ¿para qué hacerlo entonces? Me parecía que las imágenes generadas por computación eran perfectas para darle vida a Garfield. En la película Garfield se mueve como un verdadero gato y creo que se ajusta al mundo de los humanos casi sin costuras.